«¿Qué es peor que capacitar a trabajadores y que luego se vayan? ¡No capacitarlos y que se queden en la empresa!» – Zig Ziglar

 

¿Consideras que no tiene presupuesto para invertir en capacitación? En realidad, lo caro es NO capacitar a su personal; lo caro es el tiempo perdido en producir los resultados que su personal podría lograr si recibiera capacitación continua.

Ciertamente la capacitación puede parecer costosa si la mira en el presente, pero cuando se comienza a ver a futuro verá que es una gran inversión. En definitiva, la ignorancia es más costosa; cuando no se capacita con frecuencia, las probabilidades de fracasar son altas y las pérdidas puede llegar a ser mayores.

Si no se hace ningún intento de actualizar a sus trabajadores, nunca se desarrollarán y la motivación disminuirá, lo cual es equivalente a retroceder si se compara con su competencia.

 

Capacitar a sus colaboradores actuales es más económico que contratar nuevos colaboradores

Según un estudio, los costes de recontratación representan alrededor del 12% de los gastos totales de una empresa, y hasta un 40% para las empresas que tienen una alta tasa de rotación. 

 

Ofrecer capacitación continua atrae mejor talento

En estos días, muy pocas personas buscan trabajo solo por el dinero. De hecho, los Millennials y las nuevas generaciones que están por unirse a la fuerza laboral están comprometidas con su desarrollo profesional. Si usted no ofrece capacitación, puede estar seguro de que tendrá mayor dificultad para reclutar talento de alta calidad en su empresa.

En una encuesta realizada por PwC se le preguntó a los Millennials: «¿cuáles características hacen a una organización un empleador atractivo?»

 

Estos fueron algunos de los resultados:

 

Más capacitación es igual a una menor rotación

La capacitación se considera una inversión y no un gasto, ya que ayuda a retener a su personal. Aquí algunas estadísticas que respaldan esta afirmación:

Un 70% de las organizaciones informan que la rotación de personal tiene un impacto financiero negativo debido a los costos de reclutamiento, contratación y capacitación requeridos para reemplazar al colaborador y para remunerar el trabajo que realizan los colaboradores actuales en horas extraordinarias necesarias hasta que la organización llene el puesto vacante.

Los estudios demuestran que capacitar al personal mejora la satisfacción de los empleados y su nivel de motivación, y en consecuencia, también la retención del personal.

De acuerdo con Aberdeen Group, el 86% de los nuevos colaboradores deciden quedarse o salir de una empresa durante los primeros seis meses y son 69% más propensos a permanecer más de 3 años en la empresa si participan en un programa de capacitación e inducción bien estructurado.

Según otro estudio de IBM, los colaboradores que sienten que no pueden desarrollarse en la empresa y cumplir sus objetivos profesionales son 12 veces más propensos a dejar la empresa.

 

Los colaboradores capacitados generan más ganancias para su negocio

La capacitación adecuada y continua formará trabajadores más capaces en sus puestos de trabajo. Además, el tiempo y el dinero que se necesita para corregir errores se reduce considerablemente cuando los colaboradores cuentan con las herramientas necesarias para hacer el trabajo de forma correcta.

 

Mayor productividad

Los líderes más exitosos han aprendido que los colaboradores son su mayor ventaja competitiva y por ello invierten tiempo y dinero en prepararlos, motivarlos, desarrollarlos e integrarlos a la misión y visión de la organización. Esto hace que la organización crezca y obtenga buenos resultados en productividad.

Docenas de estudios a lo largo de los años han encontrado una correlación directa entre la capacitación de los trabajadores y la productividad. Cuando los empleados saben que su trabajo y sus puntos fuertes son valorados y respaldados, se crea una cultura en el lugar de trabajo que fomenta un alto rendimiento y una mayor productividad, según Gallup. El estudio encontró que las organizaciones basadas en mejora y aprendizaje continuo mejoran el desempeño de los empleados entre un 8% y un 18%.

Un estudio realizado por el Centro Nacional para la Educación sobre la calidad de la Fuerza de Trabajo (EQW) reveló que un aumento del 10% en el desarrollo de los colaboradores produjo un aumento de 8.6% en la productividad de la empresa. 

Antes de dejar de lado la capacitación, debe tener en cuenta cuánto más caro y perjudicial es no capacitar. Considere la posibilidad de la pérdida de la productividad, el costo de la rotación de los empleados y los clientes perdidos debido a errores cometidos por los colaboradores capacitados inadecuadamente.

Fuente: Shift Learning

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.